lunes, 17 de mayo de 2010

Salir en 45

Hace rato que no escribo nada en esta cosa que llaman blog. Ultimamente las cosas han sido un poco convulsas desde hace meses atras. Siempre se logra conocer en el camino a mucha gente, de todo tipo...algunos muy repugnantes si se vale recalcarlos, pero otras de muy buena compañia, en el buen sentido de la palabra....Creo que entre esos hay varias personas, hombres y mujeres que en el ultimo año han logrado marcar de un trazo importante...a quien no le pasa?

Hace algunos meses postie algo sobre los samurais, tanto interes tenía en ese entonces sobre los feudales japoneses que me despertaron un gran interes sobre las artes marciales tradicionales y una moderna q me tiene flotando y decidi estudiarlas y practicarlas.

En fin....los pocos meses que llevo de exigencia fisica y mental estudiando estas antiguas artes de la guerra y ahora adaptadas como defensa personal, he descubierto (posiblemente todos lo sabían) que la mente humana es tan facil de manipular que cualquiera puede hacer lo que quiere con los demás, sin necesidad de amenzas de armas.

Con el aikido aprendi y todavia sigo aprendiendo, que el ser humano puede ser el centro del universo y hacer que todo gire al rededor de uno, es como tomar la fuerza del sol prestada y que lo demas sean planetas literalmente hablando, el secreto esta en no dejar que un ego superficial domine ese poder que uno puede generar, sino al contrario, cederlo y enseñarlo en algun futuro, simple y sencillamente para vivir mejor. Esto aplicado a lo cotidiano es la mejor manera de llevar las cosas, nunca echandose para atrás porque regalas terreno y tiempo precioso, no es conveniente ir de frente porque podes chocar con algo ni tampoco de lado....la clave esta salir en 45....simpre avanzado en diagonal sin perder perspectiva, asi con todo, tanto en el arte de la lucha como en la vida...una vez adquirido bien el conocimiento del 45 podes entrar al circulo gravitacional y sin querer te adueñas, no para conquistarlo y dejartelo, sino para solucionar un problema...sea cual sea y el secreto para lograr ese numero 45 es nunca atacar primero, solo dejar que las cosas fluyan en su propia corriente, tan suave y poderosa como el agua de un rio.

1 comentario:

Rumi dijo...

Qué lindo este pensamiento convertido en palabras, deberias escribir más seguido!